Los ciudadanos extracomunitarios sufren el triple de paro que los nacionales en Navarra

Los ciudadanos extracomunitarios sufren el triple de paro que los nacionales en Navarra

La tasa de paro de la población extranjera no europea alcanzó el 32% en el tercer trimestre de 2016. En el caso de los trabajadores con nacionalidad española, el indicador se queda en un 10,5.

Ana Isabel Cordobés

39.600 personas se encuentran en situación de desempleo en la Comunidad foral, pero no afecta de igual manera según se trate de población con nacionalidad española o extranjera. Los inmigrantes no europeos sufren el desempleo el triple que los nacionales: en el tercer trimestre de 2016, la tasa de paro para los no comunitarios residentes en Navarra era del 32%; para los de nacionalidad española, de un 10%.

Esta diferencia abismal entre indicadores permite armonizar la tasa de paro y que así la Comunidad foral goce de un 13,7% de desempleo, uno de los indicadores más bajos del territorio nacional, solo por detrás de País Vasco y las Islas Baleares, según la última EPA.

Más vulnerabilidad ante las temporadas

La inestabilidad es otro dato que se aprecia en la evolución del paro entre la población extracomunitaria en Navarra. La bonanza o no de las estaciones marca picos muy acentuados en el caso de los ciudadanos con nacionalidad extranjera no perteneciente a la UE.

Cinco puntos porcentuales fue el último crecimiento entre el tercer trimestre de 2015 (julio-septiembre), marcado por la contratación en temporada turística, y el cuarto trimestre del mismo año. En el tercer trimestre de 2015 el porcentaje de extranjeros no comunitarios en paro se establecía en el 36%; en el cuarto trimestre pasó al 41%.

Por contra, el caso de los trabajadores de nacionalidad española, la tasa de desempleo se mantuvo en un 12% en el tercer y cuarto trimestre del pasado año. Y esta tendencia se repite durante toda la serie temporal, ya que en el caso de los nacionales solo ha sufrido crecidas intertrimestrales de dos puntos porcentuales. En el caso de los extracomunitarios estas crecidas han llegado a diez puntos porcentuales, tal y como ocurrió entre el tercer y cuarto trimestre de 2008.

22

puntos porcentuales es la diferencia entre la tasa de paro de los nacionales y los extracomunitarios

El verano no salva la desigualdad

El tercero es el mejor trimestre del año en materia laboral por la llegada de la temporada veraniega. Sin embargo, en el caso del empleo para inmigrantes no comunitarios solo lo fueron en los primeros años, en los que la tasa de paro se situaba en torno al 10-12%, solo unos tres puntos por encima de la tasa de los de nacionalidad española.

A partir de 2008, fecha en que la crisis económica se recrudeció, la diferencia entre las tasas de paro de nacionales y extracomunitarios se acentúan, incluso en esta temporada veraniega. De este modo, se llega a la diferencia de 31 puntos porcentuales en el verano de 2013: en esta temporada el paro de los nacionales se quedó en el 15,15%; entre los trabajadores navarros con nacionalidad extracomunitaria llegó hasta el 46,20%. En el último trimestre disponible, la diferencia entre ambos colectivos se quedó en 24 puntos porcentuales.

Los extracomunitarios, contratados en agricultura; los nacionales, en servicios

El perfil de la contratación también revela diferencias entre procedencias. Entre los ciudadanos extracomunitarios, la mayor parte de los contratos recaen entre servicios y agricultura. Es este último sector donde los extracomunitarios destacan muy por encima de los nacionales. Cerca del 30% de los trabajadores extracomunitarios son empleados en el sector agrícola y pesquero; por contra, solo el 2% de los trabajadores españoles está contratado en este sector.

El ‘boom’ de la construcción también se deja ver en las cifras de contratación. Así, desde 2009, inicio de la serie de datos, este sector albergaba a uno de cada cuatro inmigrantes comunitarios y a cerca del 10% de los extracomunitarios. Por su parte, los nacionales se mantenían en un tímido 4-5% de contratación en este sector.

Los empleados con nacionalidad española se han mantenido entre servicios e industria. Estos dos sectores han empleado a cerca del 95% de los trabajadores españoles. En enero de 2014 los porcentajes de empleados en industria y servicios se cruzan, todo debido a cambios en la legislación laboral vigente. A inicios del año 2014, los contratos realizados a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) comienzan a computar en el sector correspondiente. Hasta ese momento, todos los contratos surgidos a partir de una ETT se incluían en servicios, sin importar el sector en el que se realizara el trabajo de manera efectiva. Este cambio legislativo muestra, a su vez, que casi la totalidad de los contratos que se hacían mediante ETT tenían como destino emplear dentro del sector industrial.

Uno de cada tres parados extracomunitarios son de larga duración

Septiembre dejó 15.853 parados de larga duración en Navarra. De los 4.278 parados extracomunitarios que dejó el mes de septiembre, el 33% llevan más de dos años en esta situación. Y son el colectivo que mejores datos alberga en este aspecto.

Por su parte, el 41% de los parados de nacionalidad española lleva dos o más años en esta situación. En el caso de los desempleados de nacionalidad comunitaria, el porcentaje asciende al 43%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *