LUIS SABALZA

"El prestigio que tenía Osasuna se está recuperando"


Luis Sabalza Iriarte (Sangüesa, 23 de octubre de 1947), asumió en diciembre de 2014 la responsabilidad de dirigir Osasuna. En aquel momento el club estaba herido de muerte, ahogado por las deudas, los escándalos y los procesos judiciales. Hoy la situación es bien diferente con el equipo en Primera, el escenario judicial mucho más despejado y la situación económica encauzada.

¿Con qué ánimo vuelve de vacaciones?
Pues vuelvo contento y con ganas de que comience la temporada y a ver si volvemos a estar donde solíamos, que era en Primera, y conseguimos mantenernos en ese sitio.

¿Una sensación muy distinta como presidente a la del último verano?
Sí, desde luego es una sensación mucho más agradable, mucho mejor, pero jamás, jamás, se puede olvidar que la salvación en Sabadell ha sido la base de esto. Lo pasamos muy mal en junio del año pasado pero ha sido la base para estar en Primera.



Parece mentira que en tan poco tiempo hayan pasado tantas cosas en Osasuna.
Yo creo que toda la vida pasa esto. A todos nos pasa que la vida va demasiado deprisa. Han pasado muchas cosas. Fíjate en menos de dos años todo lo que ha ocurrido. Nosotros estamos contentos porque el equipo está en Primera y vamos a intentar solucionar los problemas de deuda que teníamos. Creo que se han solucionado los problemas institucionales y sobre todo creo que ha vuelto otra vez el osasunismo. Hasta el punto de que yo en los años que llevo nunca había visto que se cerrase el cupo de socios.

Un éxito la respuesta de los aficionados con casi 15.000 socios antes de comenzar la temporada.
Desde luego. Ha sido un éxito total haber llegado a esa cifra de socios y que haya gente con tanta ilusión por este equipo.

¿Un regreso a Primera para no cometer los mismos errores que en la etapa anterior?
Hombre, nosotros lo que queremos es seguir tal y como hemos planificado desde el primer momento, con tranquilidad, con orden y haciendo las cosas sin tirar la casa por la ventana ni hacer cosas raras. Somos personas normales.



¿Se han marcado directrices claras para que los fichajes no sean un lastre económico para el club?
Sí. Es que tampoco podemos. La Liga pone un tope de cuánto se puede gastar un equipo en salarios y lo establecen en función de los ingresos que percibe un club. Hay dos vías de ingresos, los socios y abonados y la televisión, y la Liga solo tiene en cuenta la tele. Los ingresos de televisión nosotros los tenemos mermados en un 25% (porque Hacienda se queda ese porcentaje por la ley de reestructuración de la deuda) y a nosotros se nos ha quedado limitado ese gasto. Por lo tanto no vamos a saltarnos nada de eso.

El ascenso soluciona muchos problemas económicos, ¿los soluciona todos?
Se soluciona el problema primero de pagar la deuda de Hacienda. Con el 25% del dinero que nos dan se paga toda la deuda, pero no se ha solucionado todo el problema porque Osasuna sigue teniendo otra deuda. Lo que pasa es que está diluida en 15 años y habrá que intentar pagarla cuanto antes. Por otro lado la gente habla de volver a recuperar Tajonar y por eso influyen muchas cosas.

De sus declaraciones antes de marcharse de vacaciones podía interpretarse que Osasuna no estaría interesado en recomprar Sadar y Tajonar y sí a lo mejor en hacer algo nuevo. ¿Cuál es exactamente su opinión?
Igual no quedó muy claro este asunto y conviene aclararlo, sí. A Osasuna le interesa tener patrimonio, pero lo que no está dispuesto es a hipotecarse por tener patrimonio. Vamos a hacer las cosas con cabeza y sí que estamos interesados en volver a tener patrimonio. ¿El mismo u otro? Bueno, yo prefiero el mismo, pero si no puede ser el mismo tendrá que ser otro. Pero lo que sí interesa es tener patrimonio y ya he iniciado conversaciones con el Gobierno para ver cómo podríamos recuperar ese patrimonio. Pero tampoco lo podemos hacer de cualquier manera, porque el Gobierno tendrá sus problemas y sus limitaciones legales a la hora de vender y nosotros tendremos nuestros problemas a la hora de comprar. Por lo tanto vamos a iniciar las conversaciones en el sentido de que Osasuna sí quiere tener patrimonio pero veremos si puede ser el mismo.

Los trabajadores debían recuperar sus salarios anteriores si el equipo subía. ¿Se ha cumplido?
Eso estaba pactado. Se pactó que si subíamos recuperaban los salarios que tenían en Primera. Desde el mes de julio ya espero que se les haya abonado la nómina que tenían en Primera. Está pactado y siempre tratamos de cumplir los pactos que hacemos.

¿Preparado para sufrir por la permanencia?
Lo de sufrir y Osasuna es todo uno, eso es lo que dice la gente por lo menos. Yo sufro mucho y lo reconozco. Lo sufro interiormente y no me queda más remedio. Espero que suframos pero que tengamos la alegría de mantenernos.

¿Qué queda para completar la plantilla?
Necesitamos dos nueves, porque además en la pretemporada yo no he visto ningún partido pero ha faltado el gol y vamos a ver si podemos.

¿Cómo le gustaría que discurriese esta temporada?
En lo deportivo no aspiro a más que mantenernos, ojalá que con tranquilidad, pero mantenernos. Y en lo institucional espero que sigamos como estamos hasta ahora, que la gente esté conforme con lo que está haciendo la Junta Directiva, que las cuentas son claras y que todo el mundo está conforme y contento. Con el Gobierno de Navarra nos llevamos bien, con el Ayuntamiento de Pamplona, también y esperemos llevarnos bien con todas las instituciones incluida la Federación Navarra de Fútbol con quien las relaciones están perfectas.

La distinción entre socio y abonado no quedó muy clara ni tampoco el objetivo que se persigue. ¿Cómo va a quedar?
No quedó claro porque en los estatutos este tema tampoco quedó demasiado claro y los tenemos que modificar. Tú sabes que había mucha gente que tenía varios abonos y una sola persona podía votar 25 veces. No me parecía correcto y lo que se hizo fue cambiar. Tampoco queríamos que esa persona que tiene 25 carnets dejase de venir al fútbol. Y esa es la diferencia entre socio y abonado. Los estatutos están redactados de tal forma que le socio tenga que tener abono necesariamente y no quedó claro, pero hay que definir qué es un socio y un abonado sin perjuicio de que el socio tenga abono.

Echando la vista atrás, ¿con qué se queda en positivo y qué cosas cree que se podían haber hecho mejor?
Creo que vosotros (los periodistas) opinaréis mejor que yo mismo. Yo he intentado hacer las cosas lo mejor que sé y que puedo y con una honradez total. Para mí lo mejor que se ha hecho ha sido el cambio de estatutos, que se han puesto en orden. Un socio un voto, todo el mundo puede participar, compromisario es el que quiere... Y de lo que se ha hecho mal creo que sois vosotros más que nosotros los que tenéis que decir qué os parece que se ha hecho mal. No hemos tenido ninguna intención de hacer mal en ningún momento.

¿Qué peso tiene dentro del club la figura de Fran Canal?
El peso de un empleado cualificado con parecido nivel o algo menos que Ángel Ardanaz.

Pero sí influye en temas deportivos y comerciales.
Influye no es la palabra correcta. Tú puedes opinar y todo el mundo puede opinar pero al final es la Junta la que decide. Tiene un conocimiento de las relaciones futbolísticas que nosotros no teníamos porque estábamos muy fuera y él nos ayuda, pero jamás toma una decisión que no tomemos nosotros.


Lo pregunto porque creo que el socio no tiene claras las labores a las que se dedica.
Fundamentalmente se dedica a labores de relaciones externas, contratos de patrocinio, incluso relaciones de redacción de contratos. Nos hace los recursos de las sanciones futbolísticas.

¿En qué gestiones se ha notado su llegada?
Hemos aumentado bastante los patrocinios, colaboraciones y este tipo de cosas. Con la Liga tiene bastante relación para llevar los papeles, contrastar y decir si hay que hacer esto o lo otro. Pero al final las decisiones las toma la Junta Directiva.

¿Cómo va la búsqueda de patrocinador?
Alguno por la calle nos pregunta si estamos enfadados con Lacturale y tengo que decir que nosotros estamos encantados de estar con Lacturale. Hemos estado muy bien y muy conformes. Ellos nos han apoyado mucho y creo que nosotros hemos devuelto lo que podíamos. Creo que ha sido una colaboración mutua y buena entre ambas partes. Indudablemente Lacturale tiene una limitación y nosotros entendíamos que en Primera tenía que haber un precio mayor. Y en eso estamos trabajando. Estamos viendo la posibilidad de separar el primer equipo y el fútbol base en el tema del patrocinio.

¿Qué reformas hay que hacer en El Sadar después de la visita de los inspectores de la Liga?
Nosotros hasta donde sabemos hemos tenido que reubicar a unos 20 socios porque la televisión nos pedía esos espacios para colocar las cámaras y ya se les ha ofrecido otro y poco más. En el tema de luz nos dijeron que estaba bastante bien y nos pidieron cambiar alguna lámpara y poco más y hemos reformado los vestuarios.

¿En estos casi dos años le ha cambiado mucho la vida ser presidente de Osasuna?
Pues sí, me ha cambiado en el sentido de que ahora soy un hombre público, te paran por la calle y no te haces una idea de la de fotos que me piden que me haga. Por lo demás no mucho. Me dedico prácticamente al club las 24 horas del día pero cuando me metí sabía en qué me metía y así lo he asumido.

¿Qué le dicen en la calle?
Lo he dicho en repetidas ocasiones, tenemos un osasunismo de mucho futuro porque hay gente muy joven de 14-15 o 16 años ha vuelto a revivir el osasunismo de sus padres. Prueba de ello es que hayamos alcanzado los 15.000 socios.

¿Qué espera de la temporada en el terreno judicial?
Espero que ya por fin se celebren los juicios. Eso es lo que espero. Quiero que se clarifiquen las cosas y que salgan las sentencias diciendo lo que tengan que decir. Si lo han hecho mal que asuman las consecuencias yo ni quiero que les condenen ni quiero que no les condenen, quiero que se haga Justicia. Yo creo que la posibilidad de sanciones para el club se ha despejado y ha quedado clara nuestra colaboración.

Una de sus preocupaciones al llegar al cargo era que la imagen de Osasuna mejorase. ¿Ha mejorado?
Yo creo que estamos recuperando el prestigio que tenía este club y esa es mi impresión tanto en Navarra como en el resto de España.