EL SADAR
















































Más british que nunca


Personal de la Liga visitó este verano El Sadar para realizar un informe sobre el estadio rojillo. El objetivo era comprobar si el campo cumple con las nuevas exigencias que impone la Liga para que el fútbol español se parezca cada vez más a la Premier League. Lo que quiere la Liga es que todos los campos cumplan unos estándares mínimos de calidad para que las retransmisiones televisivas sean uniformes en todos los partidos y la Primera División tenga su propio sello de calidad. El Reglamento para la Retransmisión Televisiva fue aprobado el pasado mes de mayo por todos los clubes de la Liga y entrará en vigor esta próxima temporada en la máxima categoría y a partir de la 2017-2018 en Segunda División.

El objetivo es que el espectador que vea los partidos por televisión perciba una calidad similar a la que ofrecen las retransmisiones de la Premier League inglesa, un camino que la LFP quiere recorrer este año imponiendo importantes novedades a los clubes de Primera.

Un césped impecable
Uno de los cambios más importantes se refiere al estado del césped. “El césped debe estar cortado a una altura entre 20 mm y 30 mm. Toda la superficie del terreno de juego deberá cortarse a la misma altura”, dice el reglamento. Los cortes además deberán ser verticales con franjas cuyo número y anchura están predeterminados.

Deberá haber como máximo nueve franjas verticales desde el círculo central hasta la portería, y las cuatro más próximas a la línea de fondo deberán tener 5,5 metros exactos de anchura.

La Liga quiere que el césped luzca impecable en todos sus partidos. Por eso se penalizará a los equipos que tengan zonas sin césped, con poca densidad o con malas hierbas como “trébol, kikuyu o poa annua”. La Liga dará a cada club material para que los directores de partido que envía la Liga a cada estadio puedan comprobar la altura, la dureza e incluso la tracción rotacional del césped. Con la dureza se pretende medir la humedad del césped, cuyos valores de dureza y compactación deben estar entre 60 y 90 gramos. Además se medirá la tracción rotacional a nivel informativo porque este parámetro que mide la resistencia a la rotura de la capa superficial del césped puede influir en el riesgo de sufrir lesiones.

El responsable del césped de El Sadar, Juan Carlos Sanz, deberá además rellenar un exhaustivo informe antes de cada partido con todos estos datos para que los dos equipos y los comentaristas de la televisión oficial del campeonato puedan tenerlos antes del comienzo del choque.

En caso de muy malas condiciones meteorológicas como intensas lluvias o nieve la valoración del césped quedará en suspenso y no supondrá sanción para el club.

Excelente iluminación para la retransmisión
Otro de los aspectos fundamentales para las retransmisiones televisivas es la iluminación. La Liga exige un mínimo de iluminación (2.000 lux en iluminancia horizontal, por ejemplo para las retransmisiones habituales y 3.000 lux para posibles retransmisiones en 4k). La temperatura de color de todos los focos debe ser también homogenea para evitar zonas de sombras. Además, la Liga obligará a encender los focos 45 minutos antes del inicio del partido si este comienza a plena luz natural y 75 minutos antes del inicio si el partido va a comenzar sin luz natural.

Para hace frente a posibles apagones, la Liga exige que el estadio cuente con suministro de reserva y a partir de la temporada 2017-2018 exigirá que la iluminación del campo esté conectada también a este dispositivo de reserva para que si hay apagón se pueda restablecer la luz en apenas 2 segundos. Osasuna, como el resto de clubes, deberá además contratar suministro eléctrico con otro operador adicional. Es decir, además del que ya da servicio, habrá que contratar a otra compañía al menos el 25% de la potencia de la principal para que sigan manteniéndose en funcionamiento “los elementos indispensables y de seguridad de la instalación en caso de fallo del suministro principal”. Osasuna desconoce si tendrá que hacer muchos cambios en su sistema de iluminación hasta que la Liga no haga las mediciones oportunas, pero confía en poder adaptarse a la normativa sin grandes desembolsos.

Gradas ocupadas al 75% como mínimo
Que las gradas no se vean vacías en televisión es otra de las obsesiones de la Liga. Por eso el nuevo reglamento exige que la grada a la que enfocan las cámaras esté completa, al menos, al 75%. Para llegar a esta cifra se incluyen los abonos vendidos en esa zona aunque las personas no estén presentes en el momento en el que se disputa el partido. En el caso de Osasuna esta zona es Grada Lateral y Tribuna Lateral, que ya cumple con los socios el requisito del 75%. Si no lo cumpliese habría sanción y el doble si bajase del 50%. En situaciones meteorológicas adversas esta medición también quedaría sin efecto.

Uniformidad en lasvallas publicitarias
La publicidad también se uniformará. La llamada U televisiva solo podrá tener 90 centímetros de alto y en la parte que no se ve en televisión (la que está en la grada de Preferencia en El Sadar) la mitad del espacio se reserva para mensajes institucionales de la Liga. La segunda U televisiva, la que está detrás de la primera y justo antes de las gradas, también tiene que cumplir unas medidas establecidas y además todo el fondo y todos las marcas que se anuncien deberán ir en el mismo color.

Cuatro tipos de retransmisiones
La Liga establece también cuatro tipos de retransmisión televisiva (A, B, C y Tipo Clásico). En cada una de ellas está fijado ya el número de cámaras que habrá y su posición en el campo. En la A por ejemplo habrá 12 cámaras en el estadio; 10 en la B, 8 en la C y entre 39 y 42 en los Clásicos o partidos extraordinarios. Los equipos de televisión oficiales dispondrán, como mínimo, de 300 metros cuadrados de parking en el exterior para sus equipos. También es necesario contar con un estudio con vistas al campo de, como mínimo, 5 metros de longitud, 5 de anchura y 2,3 de altura.

Prohibidos móviles y grabadoras en la mesa
En la sala de prensa del estadio no se podrán colocar micrófonos, teléfonos o grabadoras de los distintos medios. Se regula también la publicidad que puede colocarse en el micrófono de los entrenadores (30 cms de ancho y 24 de alto) y solo se permitirá una botella de agua y otra de refresco (de 50 cl) sobre la mesa para evitar que los entrenadores tengan que abrirse paso entre un montón de carteles publicitarios.

Indumentaria para los empleados y medios
La Liga también quiere cuidar la indumentaria de las personas que entran al terreno de juego y que por lo tanto pueden aparecer en las retransmisiones. Por eso habrá petos de color verde oscuro para los trabajadores que mantienen el césped del estadio; gris para los recogepelotas; azul con franja verde para el personal de las televisiones con derechos de la competición y azul con franja roja para el personal de televisión sin derechos de retransmisión y fotógrafos. Los acomodadores llevarán peto naranja y el personal de seguridad, amarillos.

Jornada de puertasabiertas en exclusiva
Los clubes estarán obligados también a organizar una jornada de puertas abiertas en pretemporada para los medios que tienen los derechos de la competición y especialmente los extranjeros. Este día los medios oficiales tendrán derecho en exclusiva para acceder a los estadios y entrenamientos y entrevistar jugadores por espacio de entre 3 y 5 minutos.

Kit Selector para las camisetas
El Kit Selector es un sistema informático desarrollado por la Liga para que el color de las camisetas de los equipos no dificulte la retransmisión. Este sistema ya lleva tiempo funcionando. El club local comunica la camiseta que piensa utilizar, dispone de tres días para ello. Después es el visitante el que hace lo propio en otros tres días de margen y después el Área Audiovisual de la Liga verifica que los colores sean compatibles. El equipo local tiene prioridad en la elección y nunca la ropa de su portero podrá condicionar el color de la camiseta del equipo visitante. La Liga puede obligar a hacer cambios. Después, cuando se ha designado ya al colegiado del partido, este tiene 24 horas para validarlas o ordenar algún cambio.

Redes blancas y castigoa los recogepelotas
Las redes de las porterías solo podrán ser de color blanco, y la Liga evaluará también la diligencia de los recogepelotas para que el espectáculo no se vea interrumpido y siempre haya buen ritmo en el juego. Si los recogepelotas tardan en devolver los balones el club será sancionado.

Entradas y productos del club para la Liga
Los clubes deberán dar a la Liga “tres asientos de palco, diez asientos en zona VIP y quince entradas de tribuna”, además de tres plazas de parking. También la Liga podrá hacerse con hasta 100.000 euros en material de merchandising de los equipos para que las televisiones con derechos decoren sus platós o realicen promociones entre sus espectadores.

Un sistema sancionadorque evalúa 127 aspectos
En definitiva, la Liga ha creado una lista con 127 apartados que el director de partido deberá evaluar en cada encuentro que se dispute en Primera División. Cada apartado, si se incumple, tiene aparejado una puntuación. Por ejemplo que la grada a la que apunten las cámaras de televisión esté con una ocupación inferior al 50% son 4 puntos. Que los recogepelotas no lleven los correspondientes petos del color marcado es 1 punto, y así sucesivamente. Los clubes decidirán al comienzo de la temporada qué sanción económica conllevará cada punto. Y lo que se recaude por esta vía será invertido en mejoras para las retransmisiones.

Resiembra del campo


Una de las nuevas condiciones impuestas por La Liga para esta temporada requiere un cuidado extremo del césped ante el riesgo de posibles sanciones. Por ello, Osasuna decidió resembrar una parte del campo para que El Sadar luzca un aspecto inmejorable desde su estreno liguero, que será el sábado 27 de agosto (18.15 horas) ante la Real Sociedad.

Durante todo el verano los operarios, con Juan Carlos Sanz al frente, han trabajado replantando el césped del estadio rojillo y ahora, a escasos diez días de la vuelta de la élite del fútbol nacional a El Sadar, se mima tratándolo con herbicida.

Pero no solo el césped ha sido engalanado para la vuelta de Osasuna a Primera División, el club rojillo además ha reformado más partes del estadio. El vestuario ha dado un cambio radical y se ha modernizado claramente, pero sin perder la historia casi centenaria del cuadro navarro. El tono rojo y azul será el gran protagonista con fotos históricas de grandes momentos desde la fundación en 1920. Además, cada jugador tendrá su propia taquilla donde dejar las pertenencias necesarias.

Por su parte, también se le dará un lavado de cara a los banquillos que pasarán a ser con asientos individuales y más propios de estadios como el Santiago Bernabéu o el Camp Nou. La publicidad del césped también se adecuará a las exigencias de la televisión y seguirá unos parámetros nacionales. Todo tiene que estar cuidado al mínimo detalle para la vuelta a la élite, donde se encuentran los mejores equipos.